INTERNACIONALESNOTICIAS

Se devalúa el real brasileño y Lula le declara la guerra al dólar: “El que apuesta, pierde”

Palabras más, palabras menos, el presidente de Brasil, Lula Da Silva, dijo: “El que apuesta al dólar, pierde”. La frase que dijo en una entrevista a Reuters es similar a la de Lorenzo Sigaut, el ministro de Economía de la dictadura argentina, que en 1981 la popularizó.

Ante la devaluación del real, el presidente brasileño embistió contra los que especulan con el rumbo de la moneda local frente a la estadounidense.

Lo cierto es que por ahora el Banco Central no puede contener el precio del dólar y el real brasileño se devalúa cada vez más. En lo que va del 2024, la moneda local es una de las más débiles del mundo.

A fines de marzo, un dólar equivalía a 4,90 reales brasileños y hoy toca 5,60, señala la revista Fortuna.

Un informe detallado realizado por la agencia Austin Rating, con base en datos del Banco Central de Brasil (BC), señaló que el real se hundió un 10 por ciento en los primeros cinco meses del año. El informe de Austin apunta que la moneda brasileña subió dos posiciones en un ranking de 118 países y pasó al séptimo lugar entre los que más se depreciaron en el mundo.

La frase de Lula sobre el dólar

Lula le declaró la guerra al dólar. En una entrevista con la agencia de noticias Reuters, Lula marcó: “Los que apuestan en derivados, en la fortaleza del dólar frente al real, perderán dinero. Aquel que irá con el dólar, sepa que va a perder. En estos días decían que el dólar subió por unas declaraciones de Lula y los cretinos no percibieron que ya había subido quince minutos antes”.

“En este mundo perverso hay quien cree que gana apostando dinero con movimientos especulativos en los mercados de monedas. Quien especule va a perder dinero en este país”, añadió luego en una reunión del Consejo de Desarrollo Económico Social.

La disparada del precio del dólar y la tensión cambiaria llevaron a Lula a tener que encontrar un enemigo: Roberto Campos Neto, Director del Banco Central designado por el expresidente Jair Bolsonaro. Lula sostiene que las elevadas tasas de interés que mantiene el Banco Central de Brasil impiden un crecimiento económico y atenaza el crédito. Hoy en día, las tasas se sitúan en un 10,5 por ciento, con una inflación en torno al 3,5 por ciento, agrega Fortuna.

Qué dijeron desde el Banco Central

El presidente del Banco Central de Brasil, Roberto Campos Neto, alertó este viernes de que equilibrar las cuentas públicas con un aumento de los ingresos fiscales, política defendida por el Gobierno presidido por Luiz Inácio Lula da Silva, puede generar más inflación y menos crecimiento.

Campos Neto hizo estas declaraciones durante una intervención en la última jornada del Fórum Lisboa, que reúne en la capital lusa a juristas, académicos y políticos de Portugal y Brasil, en la que, según aclaró al inicio, no hablaría sobre su país sino sobre la economía global.

Aunque en ningún momento mencionó directamente a Lula, Campos Neto defendió una política económica que choca con la del actual Gobierno brasileño.

“Los ajustes que se hacen por el lado de los ingresos generalmente son menos eficientes y resultan en más inflación y menos crecimiento en los mercados emergentes”, insistió.

Además, avisó de que la caída de la credibilidad del Gobierno causará una subida de las tasas de interés en los mercados.

“El Gobierno está compitiendo por fondos con el sector privado. Al mismo tiempo, con la caída de la credibilidad del Gobierno, las tasas de interés acaban aumentando”, señaló el presidente del Banco Central brasileño.

El Ejecutivo, dijo, “debe siempre actuar como facilitador de la inversión privada, dando valor al libre mercado”.

“Los gobiernos y los bancos deben dejar claro que los mercados tienen que operar de forma más libre”, defendió el máximo responsable del regulador bancario de Brasil.

Lula ha dejado críticas a Campos Neto en varias entrevistas realizadas en la última semana, en las que también recordó que tiene mandato al frente del Banco Central hasta diciembre.

“Piensa ideológicamente como el Gobierno anterior. Creo que no está haciendo lo que debería correctamente, pero tiene un mandato y hasta diciembre es el presidente”, dijo a la emisora O Tempo.

Qué pasa con Argentina

La devaluación del real se transforma así en una mala noticia para Argentina. Desde la consultora Analytica, Claudio Caprarulo sostuvo que “la inflación y el nivel de actividad en Brasil son superiores a lo que se esperaba. Eso llevó a su Banco Central a no bajar la tasa de interés y aumentar la depreciación del real, esto último también influenciado por la política monetaria en EE.UU”, señala Clarín.

“En Argentina estas condiciones tienen dos efectos contrapuestos considerando que Brasil es uno de nuestros principales destinos de exportaciones. Un mejor nivel de actividad impulsa nuestras ventas mientras eso es compensado al menos parcialmente por la devaluación del real. Desde diciembre nuestra competitividad cambiaria con Brasil cayó un 50%. De esa forma, la decisión del Banco Central do Brasil limita aun más el crawling del 2% mensual que decidió nuestra autoridad monetaria”, dijo Caprarulo.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: