NACIONALESNOTICIAS

Cumplió durante 20 años con este hábito y logró ganar un millón de dólares en la lotería de Massachusetts

En una pequeña localidad de Massachusetts, la historia de un hombre llamado William Lally resalta la mezcla de persistencia y suerte que a veces se necesita para alcanzar el éxito en los juegos de azar. Después de 20 años comprando boletos de lotería en el mismo establecimiento, finalmente ganó el ansiado premio de 1 millón de dólares, informó Massachusetts State Lottery en su cuenta de X.

El protagonista de esta historia es un residente de Roslindale, conocido en su comunidad por su inquebrantable hábito de comprar boletos de lotería en la tienda local, Roslindale Food Mart. Durante dos décadas, Doe mantuvo su ritual semanal, acudiendo al mismo local cada semana, con la esperanza de que algún día la suerte estuviera de su lado. Este tipo de constancia y lealtad a un solo punto de venta no es común, pero para Lally se trataba de una combinación de tradición y optimismo.

El día en que el comprador frecuente de lotería finalmente ganó el premio mayor, no fue diferente a cualquier otra jornada en su rutina. Se acercó a la tienda, como lo había hecho innumerables veces antes, compró su boleto y regresó a casa con la esperanza, pero sin expectativas desmesuradas. Al día siguiente, al revisar los números ganadores, Lally se quedó perplejo al ver que coincidían con los de su boleto. Había ganado $1 millón, un premio que había soñado durante años.

Do YOU play Cashword tickets? No? Too much work! …🤔 does this make you think twice about that?#MassLottery#Instant #Cashword pic.twitter.com/K1Xwm7oRRl

— Mass. State Lottery (@MAStateLottery) June 27, 2024

El premio para la tienda que vendió el boleto ganador

La tienda Roslindale Food Mart, una pequeña tienda en el corazón de su vecindario, también se benefició de su victoria. En muchos estados, los negocios que venden boletos ganadores reciben una comisión del premio, y este caso no fue la excepción. El propietario del establecimiento, quien había desarrollado una amistad con el ganador a lo largo de los años, recibió un bono de 10.000 dólares por vender el boleto ganador, una recompensa que tiene como objetivo seguir vendiendo boletos de lotería a sus clientes.

La constancia de Lally durante 20 años fue recompensada el 24 de junio, cuando se presentó para dar a conocer que él era el ganador del ansiado premio de $1 millón. Optó por recibir su ganancia en un pago único de $650.000 con impuestos, asegurando así un acceso inmediato a su fortuna.

La Lotería del Estado de Massachusetts felicitó al ganador por su victoria y destacó la importancia de los pequeños negocios locales que forman parte de la comunidad, según publicó La Opinión. El mismo medio señala que el Lally no mencionó haber utilizado ninguna estrategia de juego en particular durante esas dos décadas para consagrase ganador. Si bien algunos jugadores blanquean sus tácticas en los juegos de azar, este no parece haber sido el caso.

Muchos otros jugadores, en cambio, toman “malas decisiones” una vez que se consagran ganadores. Como el caso de Irineo Cruz-Sánchez, residente de Carolina del Norte, quien tuvo la fortuna de ganar US$ 1 millón, el premio mayor de la lotería, con un boleto raspadito ‘Multiplier Mania’ de US$10. Cuando fue a cobrar su premio, se encontró con que debía tomar una decisión muy importante: cómo cobrar el dinero. Tenía dos opciones. Una era recibir el premio como una anualidad de US$ 50.000 por el resto de su vida y la otra un pago único de US$ 600.000.

Optó por la segunda opción para asegurarse tener todo el dinero junto, pero no pensó que luego de deducir los impuestos estatales y federales, se quedó con “tan solo” US$ 429.003. Es decir, perdió más de US$ 170.000 en el proceso. Cantidad que podría haber sido otra si hubiera optado por la opción del pago anual.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: