NACIONALESNOTICIAS

Esto es lo que desayunan cada día en Nicoya, una zona azul donde sus habitantes viven más de 100 años

En la península de Nicoya, Costa Rica, se encuentra una de las comunidades más longevas del mundo. Sus habitantes no solo tienen una esperanza de vida notable, sino que también disfrutan de una alta calidad de vida en sus años dorados. La alimentación tradicional de esta región juega un rol fundamental en su longevidad.

Nicoya es una de las cinco zonas azules reconocidas mundialmente, áreas donde es común encontrar una alta concentración de personas que viven más de 100 años. La dieta que llevan adelante los habitantes de este lugar se destaca por su enfoque en ingredientes frescos, locales y no procesados, lo que parece ser el secreto para una vida larga y saludable.

Por ejemplo, el desayuno típico de los nicoyanos es el gallo pinto. Este plato consiste en arroz, frijoles, cebolla, pimientos y cilantro, acompañado de tortillas de maíz y café. Es rico en proteínas, carbohidratos complejos, fibras y antioxidantes, lo que proporciona una base nutritiva y energética para comenzar el día. La especialista en cocina costarricense, Melissa Guzmán, destaca que la dieta tradicional de Nicoya es sencilla y fresca, basada en alimentos integrales como calabaza, maíz y plátanos, y un consumo moderado de carne. Los frijoles, una fuente esencial de proteína vegetal y fibra, son protagonistas en casi todas las comidas.

El arroz y el maíz también son fundamentales en la dieta nicoyana. Estos cereales, combinados con frijoles, forman el “casado”, un plato típico que se consume en todas las comidas del día. Las verduras frescas y las frutas, como papaya, mango, plátano, sandía y piña, se integran en la dieta diaria, con el aporte de vitaminas y minerales esenciales. Guzmán resalta que la experiencia de comer en Nicoya no solo se centra en los alimentos, sino en el acto de compartir la comida con la familia y la comunidad. Las comidas son momentos de conexión social, lo que refuerza los lazos comunitarios y contribuye a una vida más plena y satisfactoria.

El agua rica en calcio que consumen los nicoyanos es otro factor importante. Este mineral es vital para la salud ósea, especialmente en la vejez, y su consumo regular podría estar relacionado con la baja incidencia de fracturas y enfermedades óseas entre los habitantes de la península.

Además de una dieta saludable, los nicoyanos siguen un estilo de vida activo. Muchos residentes comienzan su día con actividades físicas como montar a caballo o trabajar en el campo. Este ejercicio regular, combinado con una alimentación equilibrada, resulta en una vida más saludable y longeva.

El “plan de vida”, un concepto promovido por los investigadores de la longevidad, también tiene un papel importante en la vida de los nicoyanos. Este término se refiere a tener un propósito claro en la vida, algo fundamental para el bienestar emocional y mental. En Nicoya, los residentes suelen tener objetivos claros y un sentido de pertenencia y propósito, lo cual contribuye significativamente a su longevidad, según una investigación de Forbes.

Nicoya, con sus habitantes centenarios, es un ejemplo de longevidad y calidad de vida. Los desayunos típicos, como el gallo pinto, no solo son nutritivos, sino que también reflejan una filosofía de vida que valora la simplicidad, la frescura y la comunidad. La combinación de una dieta rica en nutrientes, un estilo de vida activo y un fuerte sentido de propósito, parece ser la fórmula mágica para una vida larga y saludable.

La península de Nicoya muestra que una alimentación basada en alimentos integrales y frescos, un estilo de vida activo y un propósito vital claro son claves para alcanzar una longevidad envidiable. Este enfoque integral hacia la vida y la alimentación es lo que permite a los residentes de este maravilloso lugar vivir más tiempo y disfrutar de una vida plena y saludable.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: