NACIONALESNOTICIAS

Mauricio Macri rompió la tregua y le reclamó a Milei que le gire los fondos de coparticipación a la Ciudad

A una semana de que Javier Milei consiguiera la sanción de las reformas económicas en el Congreso, Mauricio Macri rompió hoy la tregua con el Gobierno: salió a reclamar que el Presidente cumpla con el fallo de la Corte Suprema de Justicia y aumente el giro de fondos de coparticipación –es decir, que incremente el goteo diario del 1,4% al 2,95%– que recibe la ciudad de Buenos Aires, el principal bastión político de Pro.

El expresidente salió a diferenciarse de Milei cuando faltan cinco días para la firma del “Pacto de Mayo” en Tucumán y a menos de 24 horas de que el macrismo avance con el corrimiento de Patricia Bullrich de la estructura partidaria de Pro en una cumbre de la Asamblea Nacional de la fuerza. Esa jugada marcará el divorcio definitivo de Macri con Bullrich, su gran apuesta electoral en 2023, y podría derivar en un enfrentamiento interno en todos los niveles de Pro.

En un mensaje que difundió a través de sus redes sociales, Macri recordó que su espacio cooperó con la Casa Rosada “sin ninguna condición ni especulación” para que Milei lograra aprobar la ley Bases y el paquete fiscal en el Congreso. No obstante, el exmandatario remarcó que el Presidente debe atender el reclamo del jefe porteño, Jorge Macri, y acatar la medida cautelar que dictó el máximo tribunal del país a favor de la Ciudad a fines de diciembre de 2022. “El sacrificio que están haciendo todos los argentinos requiere de un gobierno ejemplar, que cumpla la ley de la misma manera que la exige. Vamos en el camino correcto, no podemos desviarnos”, apuntó.

Desde antes de ser gobierno apoyamos al actual presidente. Sabíamos que se enfrentaría a una situación económica y social explosiva, y sin ninguna condición ni especulación lo acompañamos en sus iniciativas, especialmente en la materialización de la estratégica Ley Bases.

Para…

— Mauricio Macri (@mauriciomacri) July 3, 2024

De esta manera, Macri confirma que el aval del Congreso a las reformas de Milei marcó un punto de inflexión en su vínculo con Milei. Considera que ahora se inicia una nueva fase, en la que tendrá margen para comenzar marcar sus diferencias con la administración de La Libertad Avanza (LLA). Quienes conocen el pensamiento de Macri aseguran que convive con una dualidad: procura que Milei tenga éxito, pero no tolera la falta de consideración que exhibe el Presidente hacia su figura y sus leales en Pro. El mensaje que diseñó para presionar sobre la deuda del Gobierno con la Ciudad nació de un pedido de Jorge Macri y la cúpula del partido después de siete meses de indiferencia de los libertarios. Es más: el expresidente le hizo llegar su reclamo a Luis Caputo antes de difundir su postura.

“No quería llegar a esto, pero pasó mucho tiempo y no hay respuesta”, retratan allegados a Macri, quien viajó hoy a España.

Macri comenzó a tomar distancia del gobierno nacional en el inicio de la segunda fase de Milei. El lunes, el exmandatario avaló un extenso informe que produjo la Fundación Pensar, que ahora conduce María Eugenia Vidal, sobre el primer semestre de los libertarios. El documento, que salió a la luz en medio de la incertidumbre por los temblores cambiarios, defendió el rumbo económico del Gobierno, pero también incluyó críticas a la instrumentación del plan y una serie de advertencias sobre los efectos de la recesión. Los funcionarios libertarios ignoraron el tema e intentaron minimizar su impacto, pero no ocultaron su malestar con la actitud que adoptaron sus socios. Entre tanto, Macri aún tiene otras cartas para despegarse de Milei. Por caso, todavía no confirmó públicamente su rechazo a la decisión del Presidente de proponer al juez Ariel Lijo para ocupar una vacante de la Corte Suprema.

La presión de Jorge Macri

En el caso puntual del conflicto entre la Nación y la Ciudad por el reparto de fondos, Macri decidió ejecutar la maniobra ante la falta de respuestas de Milei a los insistentes pedidos que hizo Pro durante los primeros seis meses de gestión. El 4 de abril pasado, el jefe porteño le había advertido al ministro de Economía sobre la necesidad de compensar la caída de los ingresos de la Ciudad y los problemas financieros que podría afrontar a partir de mayo, debido a que el desarme progresivo de las Leliq y la recesión afectaban la recaudación del distrito. En junio Jorge Macri perdió 70 millones de dólares en concepto de coparticipación. La deuda acumulada desde 2022 de la Nación con la Ciudad alcanza la cifra de 1,7 billones de pesos, según estiman fuentes porteñas.

Este miércoles, Macri advirtió que Milei debe “cumplir con fallos irrevocables dictados por la Corte Suprema” antes de “avanzar” con la puesta en marcha de las reformas o edificar nuevas leyes. “Ese es el caso de la deuda de coparticipación que la Nación mantiene con la Ciudad de Buenos Aires. No tengo dudas de que cumplir los fallos es la voluntad del Presidente, porque todos sabemos que sin instituciones (y no hay instituciones si no se cumplen las reglas), no habrá justicia, ni progreso, ni crecimiento, ni bienestar, ni inversiones”, puntualizó.

El fundador de Pro se siente más liberado para fijar sus posturas ante la opinión pública, ya que Milei ya obtuvo las herramientas legales para gobernar, ordenar la macroeconomía e implementar sus ambiciosas reformas. Si bien posterga su reaparición pública, el exmandatario recuperó el control de Pro y salió a marcarle la cancha al Presidente, con quien selló una alianza en la previa del balotaje para evitar un triunfo de Sergio Massa.

Está claro que el vínculo de Macri con Milei atraviesa un momento de extrema frialdad. Hace semanas que no hablan, pese a que el domingo pasado el jefe del Estado dijo, en una entrevista con Todo Noticias, que no había podido chatear con el expresidente porque había tenido una agenda cargada de actividades por sus viajes al exterior. De hecho, uno de los últimos contactos se produjo cuando Milei le pidió a Macri que recibiera a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, en plena crisis por el escándalo del reparto de alimentos.

Hasta el momento, el exmandatario no confirmó su presencia en el acto patrio que se realizará el próximo lunes en la Casa de Tucumán, en la víspera del Día de la Independencia. En el entorno del Macri aseguran que recibió la invitación recién esta tarde. Lo consideran un nuevo desplante. Sin embargo, dirigentes que dialogan con frecuencia con el expresidente descuentan que irá al evento organizado por la Casa Rosada.

Las razones del malestar con Milei

Desde hace tiempo, Macri reclama un trato preferencial o un reconocimiento del Gobierno a Pro por el alineamiento legislativo que exhibieron sus bloques en el Congreso. Y sus laderos fieles reniegan de las señales de resistencia y el destrato que reciben por parte de los integrantes del círculo de confianza del Presidente, como Karina Milei o Santiago Caputo. En ese marco, los terratenientes de Macri en Diputados advirtieron que el acuerdo para designar a Jorge Triaca en una silla de la Auditoría General de la Nación (AGN) no representó un gesto de contención de Milei a sus socios. “Ese lugar nos corresponde y ya tenemos el apoyo de Miguel Pichetto”, arguyeron.

Más allá de los elogios que le dedica ante la opinión pública, Milei acotó la capacidad de influencia del expresidente en su administración. El primer cortocircuito entre ambos se produjo en diciembre, antes del recambio de mando, cuando el Presidente sedujo a Bullrich para incorporarla al Gabinete sin negociar un acuerdo institucional con Pro.

Desde ese momento, Macri repite que su partido no “co-cogobierna” con Milei, pero que respalda la hoja de ruta que trazó el líder de La Libertad Avanza para reducir el déficit fiscal o desregular la economía. El colchón de votos que aportaron el macrismo, el socio más estrecho de los libertarios y principal sostén de la gobernabilidad, y los bloques de la oposición dialoguista fue crucial para que Milei pudiera alzarse con el primer gran triunfo legislativo tras seis meses de gestión.

En este contexto, se enfrió la posibilidad de que se active una negociación para confluir en los comicios de 2025. En el seno del macrismo no cayó bien que Milei hablara de una “fusión” con sus aliados. Machacan con que Macri mantendrá la identidad de su partido, más allá de que no descarta converger en un frente electoral con los libertarios.

“Desde antes de ser gobierno apoyamos al actual presidente. Sabíamos que se enfrentaría a una situación económica y social explosiva, y sin ninguna condición ni especulación lo acompañamos en sus iniciativas, especialmente en la materialización de la estratégica Ley Bases”, subrayó Macri en un texto escueto que difundió a través de su cuenta en “X”.

En rigor, el jefe de Pro y sus colaboradores habían redactado ese comunicado hace un par de semanas. Y no lo habían dado a conocer, argumentan cerca de Macri, porque no querían interferir en la votación de las leyes económicas de Milei en el Congreso. Hasta ahora, el expresidente cultivó el segundo plano y postergó el evento de relanzamiento de Pro que había previsto para los primeros días de julio. Solo se asomó a la superficie para respaldar las reformas económicas o en el Estado que apalancó el gobierno de los libertarios.

Coparticipación: Sólo durante junio, la Ciudad dejó de percibir 88.000 millones de pesos por el incumplimiento del fallo de la Corte. Se debe actualizar ya mismo el coeficiente de la Ciudad. Esos recursos le corresponden a los vecinos y seguiremos reclamando su devolución. https://t.co/MX3myT9vWp

— Gustavo Arengo (@gustavo_arengo) July 2, 2024

Horas antes de que Macri publicara el posteo, Cristian Ritondo, jefe de bloque de Pro, había presentado un proyecto de resolución en Diputados para que el Ejecutivo nacional “realice todas las gestiones que fueran pertinentes y necesarias para garantizar el efectivo cumplimiento de la sentencia” de la Corte. Así, Ritondo reforzó el planteo que había hecho anoche Jorge Macri, en diálogo con La Nación +. “La Corte mandó a que esa deuda se pague y hay un fallo pendiente. Y me parece grave eso porque creo que Milei está haciendo un esfuerzo por posicionar a la Argentina del lado de los aliados estratégicos correctos”, alertó. Incluso recordó que su primo Mauricio también se topó con una sentencia adversa de la Corte apenas asumió a fines de 2015, pero cumplió con el giro de recursos a las provincias.

Esta tarde, el ministro de Hacienda y Finanzas porteño, Gustavo Arengo, advirtió que “solo durante junio, la Ciudad dejó de percibir 88.000 millones de pesos por el incumplimiento del fallo de la Corte”. “Se debe actualizar ya mismo el coeficiente de la Ciudad. Esos recursos le corresponden a los vecinos y seguiremos reclamando su devolución”, apuntó.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: