INTERNACIONALESNOTICIAS

El huracán Beryl ya dejó 7 muertos en el Caribe y va rumbo a México

PLAYA DEL CARMEN. El huracán Beryl arrancó tejados en Jamaica, golpeó barcos de pesca en Barbados y dañó o destruyó el 95% de las casas en un par de islas en San Vicente y las Granadinas antes de avanzar hacia las Islas Caimán y poner rumbo a la costa caribeña de México, tras matar al menos a siete personas.

El meteoro, la tormenta más temprana en alcanzar la categoría 5 en una temporada del Atlántico, se debilitó ligeramente pero seguía siendo un fuerte huracán. Se esperaba que su centro pasara durante la noche justo al sur de las Islas Caimán.

Cómo se preparan en México

La popular costa caribeña de México preparaba refugios, evacuó algunas poblaciones pequeñas e incluso trasladó huevos de tortuga marina desde las playas bajo amenaza de marejada ciclónica, aunque en los clubes nocturnos de Playa del Carmen y Tulum los turistas tuvieron una noche más para salir.

La Armada mexicana patrullaba zonas como Tulum, explicando a turistas en inglés y en español que se preparasen para la llegada de la tormenta.

A última hora del miércoles, el centro de la tormenta estaba unos 905 kilómetros (560 millas) al este-sureste de Tulum, México. Tenía vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora (130 millas por hora) y se desplazaba hacia el oeste-noroeste a 32 km/h (21 mph).

Estaba previsto que Beryl tocara tierra en una zona poco poblada de lagunas y manglares al sur de Tulum en las primeras horas del viernes, probablemente con categoría 2. Después se esperaba que cruzara la península de Yucatán y volviera a ganar fuerza en las aguas cálidas del Golfo de México para un segundo impacto en la costa noreste de México, cerca de la frontera con Texas.

La tormenta ya ha mostrado su potencial destructivo en una larga franja del sureste del Caribe.

El centro de Beryl rozó el miércoles la costa sur de Jamaica, donde provocó apagones y arrancó tejados. El primer ministro, Andrew Holness, dijo que Jamaica no ha visto “lo peor de lo que podría pasar”. “Podemos hacer todo lo humanamente posible y dejamos el resto en manos de Dios”, manifestó Holness.

Varios caminos de los asentamientos del interior del país se vieron afectados por la caída de árboles y de postes del tendido eléctrico, mientras que algunas comunidades de la sección norte se quedaron sin electricidad, según el servicio de información del gobierno.

El golpe más duro podría haber llegado antes en la trayectoria de Beryl, cuando azotó dos islas pequeñas de las Antillas Menores.

En torno al 95% de las viviendas en las islas de Mayreau y Unión habían resultado dañadas, indicó Michelle Forbes, directora de la Organización Nacional de Manejo de Emergencias en San Vicente y las Granadinas.

Se reportaron tres muertes en Granada y Carriacou y otra en San Vicente y las Granadinas, según las autoridades. Otras tres personas murieron en el norte de Venezuela, donde había cuatro desaparecidos, según las autoridades.

Una de las muertes en Granada se produjo después de que un árbol cayera sobre una casa, indicó Kerryne James, ministra de Medio Ambiente, a The Associated Press.

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, ha prometido reconstruir el archipiélago.

El último huracán de categoría 3 o más que golpeó el sureste del Caribe fue Iván hace 20 años, que mató a docenas de personas en Granada.

En Cancún el miércoles por la tarde, Donna McNaughton, cardióloga escocesa de 43 años, se tomaba con calma la llegada de la tormenta.

Su vuelo de regreso no salía hasta el lunes, de modo que tenía previsto seguir la recomendación de su hotel de esperar a que pasara. “No estamos demasiado asustados. Remitirá”, dijo. “Y de todos modos en Escocia estamos acostumbrados al viento y la lluvia”.

___

Los periodistas de Associated Press John Myers Jr. y Renloy Trail en Kingston, Jamaica, Mark Stevenson y María Verza en Ciudad de México; Coral Murphy Marcos en San Juan, Puerto Rico y Lucanus Ollivierre en Kingstown, San Vicente y las Granadinas, contribuyeron a este despacho.

​La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: