NACIONALESNOTICIAS

Qué verduras y frutas de la huerta aceleran el metabolismo y dan más energía

Cuando llegan los meses fríos tendemos a comer platos más suculentos y saciantes, platos que nos reconfortan y nos ayudan a enfrentar las bajas temperaturas, pero al mismo tiempo nos pueden hacer ganar grasa corporal.

Favorecer la correcta función del metabolismo ayuda a mantener la grasa corporal dentro de sus límites. Y hay algunos alimentos que podemos cultivar en la huerta que son ideales para perseguir ese objetivo.

Cuando hablamos de acelerar el metabolismo nos referimos a que el cuerpo queme calorías de forma eficiente a la hora de transformar los alimentos en energía. Un proceso que se ve afectado por el paso del tiempo y por los malos hábitos de alimentación.

Cuando tenemos malos hábitos de alimentación, nuestro cuerpo olvida cómo utilizar la energía que le suministramos y aprende a hacer lo mismo con mucha menos energía

Metabolismo lento

A medida que nos hacemos mayores nos cuesta más adelgazar, precisamente porque el metabolismo se ralentiza. Es un estado que se conoce como sarcopenia, que es la disminución de la masa muscular. El músculo es el encargado de mantener activo el metabolismo, por lo tanto, si disminuye, también lo hará el gasto metabólico.

Aunque existen ciertos mitos en torno a esta activación del metabolismo, hay ciertos hábitos y alimentos que ayudan a mantenerlo activo y a que el cuerpo transforme los alimentos en energía y no termine acumulándonos en forma de grasa corporal.

Es un antidepresivo natural, baja el estrés y fortalece la memoria

Para digerir alimentos procesados el cuerpo necesita muy poca energía –por lo tanto, no activa el metabolismo– en cambio, los alimentos ricos en vitamina B sí aumentan esa energía, activan el metabolismo y mantienen activas la funciones del organismo.

Existen falsos mitos que indican que la vitamina B solo se obtiene por medio de alimentos de origen animal, sin embargo existen muchos alimentos de origen vegetal que son ricos en este nutriente.

Por otra parte, la vitamina B está estrechamente relacionada con el equilibrio del sistema nervioso

Alimentos que activan el metabolismo

La vitamina B se puede encontrar en verduras de la huerta como espinacas, brócoli, acelga, hojas de remolacha, kale y repollo.

También está presente en frutas como las bananas, que además de una gran fuente de potasio. Las paltas aportan vitaminas B1, B2, B3 y B9, mientras que las manzanas ofrecen vitaminas B1 y B6.

Algunas frutas secas también son parte de este grupo de alimentos que favorecen el metabolismo. Las nueces, por ejemplo, son ricas en vitaminas B3, B6 y B9. Las almendras tienen altas cantidades de vitaminas B1 y B2 y les siguen las avellanas, pistachos y maní.

El superhongo que mejora las defensas, protege el corazón y se puede cultivar en casa

La vitaminas del grupo B también están presentes en las semillas de calabaza, las de lino y las de girasol, entre otras variedades

El poder de una taza de té

Por otra parte, está demostrado que tomar determinadas infusiones y tés después de las comidas acelera el metabolismo y elimina toxinas del sistema digestivo. Además, promueve el proceso de metabolización de la grasa y combate la retención de líquidos.

Generalmente, los tés suelen aliviar la necesidad de comer algo dulce después de la comida y mandan un mensaje tranquilizador y saciante al cerebro. Se pueden preparar con hierbas frescas o secas, jengibre, jugo de limón o cáscaras de cítricos.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: