DEPORTESNOTICIAS

Argentina en semifinales: un equipo con Messi a medias y con “Dibu” como héroe total

Argentina logró anoche pasar una prueba más que complicada ante Ecuador, para meterse en las semifinales de la Copa América. Y la mayor dificultad, más allá del rival y del campo de juego (otra vez malo), fue no tener a Lionel Messi. O, al menos, al Messi que todos conocemos.

Con el “10″ en una pierna por una molestia física que no se ha terminado de ir, el equipo de Lionel Scaloni logró sortear una llave compleja en los penales y con “Dibu” Martínez otra vez como gran figura.

Los 90 minutos terminaron 1-1 y la clasificación peligró hasta la tanda de penales, en la que el arquero logró que fuera una noche feliz.

Para nada sencillo…

Los que pensaron que el cotejo ante Ecuador sería “un trámite” se dieron cuenta rápido de su error. Los primeros 15 minutos mostraron a un rival valiente, que se animaba y les jugaba de igual a igual a Argentina y a todos sus laureles.

Con un Messi que inició estático y sin tener demasiado contacto con la pelota, los ecuatorianos mostraban su velocidad e ímpetu.

Eso se trasladó a situaciones de peligro. Ecuador tuvo tres muy claras ante los ojos de “Dibu” Martínez, que apareció con su jerarquía de siempre: le sacó un tiro cruzado a Sarmiento a los 14 minutos que fue vital.

El campo de juego del NRG Stadium de Houston también dejaba mucho que desear, lo que era otra complicación.

Recién a los 26 minutos, Argentina pudo generar peligro, con una jugada poco usual de este equipo. Un centro del cordobés Molina encontró a Enzo Fernández pisando el área y cabeceando cerca de un palo.

Podía ser una acción que cambiara el pulso de un encuentro que hasta ahí se presentaba complejo.

A los 33, apareció el Messi decisivo de siempre para dejar solo a Enzo con un pase delicioso. Pero el volante delChelsea inglés no pudo definir lo que era una situación clarísima.

Lo que vino de ese córner fue la solución mágica: Messi tiró un centro con maestría, Mac Allister la peinó y Lisandro Martínez apareció por atrás de todos para meter el 1-0.

No pudo ser más oportuno: aplacó a su rival y devolvió la confianza al campeón.

Argentina salió al complemento esperando lo que propusiera su rival, y fue un error. Ecuador, poco a poco, se fue arrimando. Y encontró un penal por una mano de De Paul.

La suerte estuvo del lado del “Dibu” Martínez, porque el remate de Valencia dio en el palo y salió.

Scaloni entendió que había que cambiar, y cambió. Ingresó Julián Álvarez para recuperar protagonismo ofensivo. Entraron después Otamendi y Lo Celso.

Ecuador también mandó toda la carne al asador y puso todos los delanteros que tenía a disposición.

Argentina se defendió sin poder tener la pelota y su rival no renunció hasta el final, en el que encontró el empate por un cabezazo cruzado de Kevin Rodríguez.

En los penales, otra vez fue rezarle a “San Dibu” Martínez, que tapó los dos primeros y maquilló el error de Messi. Argentina está en semifinales, sufriendo y gozando. Otra vez.

​La Voz

​Argentina logró anoche pasar una prueba más que complicada ante Ecuador, para meterse en las semifinales de la Copa América. Y la mayor dificultad, más allá del rival y del campo de juego (otra vez malo), fue no tener a Lionel Messi. O, al menos, al Messi que todos conocemos.Con el “10″ en una pierna por una molestia física que no se ha terminado de ir, el equipo de Lionel Scaloni logró sortear una llave compleja en los penales y con “Dibu” Martínez otra vez como gran figura.Los 90 minutos terminaron 1-1 y la clasificación peligró hasta la tanda de penales, en la que el arquero logró que fuera una noche feliz.Para nada sencillo…Los que pensaron que el cotejo ante Ecuador sería “un trámite” se dieron cuenta rápido de su error. Los primeros 15 minutos mostraron a un rival valiente, que se animaba y les jugaba de igual a igual a Argentina y a todos sus laureles.Con un Messi que inició estático y sin tener demasiado contacto con la pelota, los ecuatorianos mostraban su velocidad e ímpetu.Eso se trasladó a situaciones de peligro. Ecuador tuvo tres muy claras ante los ojos de “Dibu” Martínez, que apareció con su jerarquía de siempre: le sacó un tiro cruzado a Sarmiento a los 14 minutos que fue vital.El campo de juego del NRG Stadium de Houston también dejaba mucho que desear, lo que era otra complicación.Recién a los 26 minutos, Argentina pudo generar peligro, con una jugada poco usual de este equipo. Un centro del cordobés Molina encontró a Enzo Fernández pisando el área y cabeceando cerca de un palo.Podía ser una acción que cambiara el pulso de un encuentro que hasta ahí se presentaba complejo.A los 33, apareció el Messi decisivo de siempre para dejar solo a Enzo con un pase delicioso. Pero el volante delChelsea inglés no pudo definir lo que era una situación clarísima.Lo que vino de ese córner fue la solución mágica: Messi tiró un centro con maestría, Mac Allister la peinó y Lisandro Martínez apareció por atrás de todos para meter el 1-0.No pudo ser más oportuno: aplacó a su rival y devolvió la confianza al campeón.Argentina salió al complemento esperando lo que propusiera su rival, y fue un error. Ecuador, poco a poco, se fue arrimando. Y encontró un penal por una mano de De Paul.La suerte estuvo del lado del “Dibu” Martínez, porque el remate de Valencia dio en el palo y salió.Scaloni entendió que había que cambiar, y cambió. Ingresó Julián Álvarez para recuperar protagonismo ofensivo. Entraron después Otamendi y Lo Celso.Ecuador también mandó toda la carne al asador y puso todos los delanteros que tenía a disposición.Argentina se defendió sin poder tener la pelota y su rival no renunció hasta el final, en el que encontró el empate por un cabezazo cruzado de Kevin Rodríguez.En los penales, otra vez fue rezarle a “San Dibu” Martínez, que tapó los dos primeros y maquilló el error de Messi. Argentina está en semifinales, sufriendo y gozando. Otra vez. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: