NACIONALESNOTICIAS

Wimbledon: Francisco Comesaña y una derrota ante Musetti que no empaña su inolvidable semana

La derrota no neutraliza que el paso de Francisco Comesaña por Wimbledon haya sido inolvidable. Su sorpresivo recorrido por la hierba londinense, que ni él mismo esperaba, llegó hasta la tercera rueda, con la caída ante Lorenzo Musetti por 6-2, 6-7 (4-7), 7-6 (7-3) y 6-3. Más allá de la eliminación, en los cuatro sets el marplatense mantuvo el nivel destacado que lo convirtió en una de las revelaciones en la primera semana del tercer Grand Slam del año.

De 23 años, todavía se escuchan los ecos de lo hecho por Comesaña en las dos ruedas anteriores. Sin victorias en el circuito ATP en toda su carrera ni incursiones en un Grand Slam, debutó con un campanazo: venció al ruso Andrey Rublev (6°) por 6-4, 5-7, 6-2, y 7-6 (7-5) después de tres horas de partido. En la segunda rueda se impuso en un maratónico encuentro de cinco sets al australiano al superar al australiano Adam Walton (101°) por 7-5, 1-6, 6-7 (12-14), 6-1 y 7-6.

Esta producción le permitirá avanzar 23 puestos en el ranking de la ATP. Desembarcó en la ubicación 122ª y figurará 99º cuando dentro de 10 días se conozca la clasificación actualizada. Entre los asistentes a la cancha Nº 14 del complejo All England estuvo el expresidente Mauricio Macri.

«Mauricio Macri»:

Porque fue visto en Wimbledon en el partido entre Francisco Comesaña y Lorenzo Musetti.pic.twitter.com/1wawrkCn5k

— Tendencias en Argentina (@porqueTTarg) July 6, 2024

El encuentro frente a Musetti (24° del ranking) estuvo interrumpido en dos ocasiones por lluvia. Entrenado por Sebastián Gutiérrez, Comesaña se aseguró un premio de 143.000 libras esterlinas (cerca de 182.000 dólares), que representa más del 50 por ciento de lo que había ganado en toda su carrera (US$338.337). Su campaña despertó el interés de los medios, que pasaron a reflejar los testimonios de Comesaña para acercarle al público a un tenista que hasta ahora estaba en un plano secundario. “Me encanta ver jugar a Sinner y a Alcaraz, son increíbles. Los he visto aquí, en Wimbledon, y los veo en las canchas de entrenamiento, y es genial. Cuando no juego al tenis, veo partidos. Los domingos, si hay alguna final ATP en algún lado, me levanto y la veo. El tenis es mi vida”.

Este año, el marplatense alternó entre el circuito ATP -disputó ocho torneos en este nivel- y los challengers, también con ocho participaciones. Por una lesión, se quedó con las ganas de jugar en Roland Garros. Su ascenso al tour principal es algo reciente: jugó su primer partido de un main draw en febrero pasado, al caer frente a su compatriota Thiago Tirante en la primera rueda del ATP de Córdoba;

Noticia en desarrollo

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: