NACIONALESNOTICIAS

Cuáles son los tips para mejorar el cepillado de dientes y por qué hay que tenerlos en cuenta

Una de las actividades que se realizan todos los días para mantener una higiene óptima es cepillarse los dientes; sin embargo, no todos lo hacen bien y existe una técnica sencilla de aprender para no tener problemas dentales en un futuro.

El cepillado bucal es indispensable para la vida del ser humano, ya que remueve alimentos y placa (mezcla pegajosa de bacterias y azúcares) acumulada entre los dientes.

Es primordial tener en cuenta que esa placa se endurece con el tiempo y se convierte en sarro en tan solo 48 horas. ¿Cuál es la peligrosidad? Primero que no puede ser removido con cepillo o hilo dental, sino que se debe asistir al dentista para sacarlo. Y segundo, esto puede causar enfermedades en las encías hasta la misma pérdida de dientes.

Para evitar todos estos problemas, es necesario cepillarse los dientes al menos dos veces al día, con una pasta de dientes que contenga flúor. Muchos tienden a cepillarse mal: de manera rápida y brusca, y con movimientos incorrectos, los cuales pueden generar problemas en las encías. Pero a continuación se detallará la manera correcta de limpiarlos.

Cómo cepillarse los dientes

Según el sitio especializado Cigna, se puede aprender a cepillar los dientes de manera fácil con unos simples cambios a la hora de emplear los movimientos y que pueden hacer la diferencia.

Lo primero que se debe tener en cuenta es dejar que las cerdas realicen su trabajo y no se debe presionar el cepillo contra los dientes. Solo se debe mover el cepillo de una manera lenta y suave por la superficie de cada diente, ya que de lo contrario se puede generar una retracción de encías.

El pequeño truco está en colocar las cerdas en un ángulo de 45 grados hacia las líneas de las encías y mover suavemente el cepillo de manera circular. Tener en cuenta que se debe cepillar cada superficie externa e interna tanto en la parte superior como en la inferior.

A la hora de realizar el cepillado, se debe considerar también las superficies donde se mastica, que son los lugares donde más residuos de comida quedan después de comer.

Al finalizar, para sorpresa de muchos, se puede cepillar suavemente tanto el paladar como la parte interna de las mejillas y la lengua. Con estos pequeños cambios, la persona sentirá un aliento fresco y la boca limpia en su totalidad. Para complementar el cepillado, se recomienda utilizar hilo dental para remover la placa que se genera entre los dientes y debajo de la línea de la encía.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: