NACIONALESNOTICIAS

Sin una mayoría absoluta de ningún bloque en la Asamblea, a Francia le esperan semanas de incertidumbre: lo que hay que saber

PARÍS.- Sorpresivamente, una coalición de izquierda que se formó inesperadamente antes de las elecciones en Francia obtuvo la mayor cantidad de escaños parlamentarios en la votación, según sondeos de salida el domingo. Las inesperadas proyecciones colocan a la alianza centrista del presidente Emmanuel Macron en segundo lugar y a la extrema derecha en tercero, después de haber vencido en la primera vuelta del domingo pasado.

Pero ninguna de las tres fuerzas logró obtener la mayoría absoluta, por lo que hay varios interrogantes a futuro:

¿Podría el NFP aspirar a formar un gobierno?

Puede –contra todas las expectativas– estar en camino de convertirse en la mayor fuerza del parlamento, pero la alianza NFP formada por Francia Insumisa (LFI), el Partido Socialista (PS), los Verdes y los Comunistas, con unos 150-170 diputados, está muy lejos de los 289 escaños necesarios para una mayoría absoluta.

Mélenchon, un veterano agitador, hizo un llamamiento a todos los diputados de izquierda para que se reúnan mañana y propongan un primer ministro al presidente Macron, a quien también se le exigirá que aplique la totalidad del programa del NFP. “El Nuevo Frente Popular debe gobernar”, aseguró.

La Constitución francesa permite al presidente elegir a quien quiera como primer ministro. En la práctica, como el Parlamento puede obligar a la dimisión del gobierno, el jefe de Estado elige invariablemente a alguien que sea aceptable para la Asamblea.

Normalmente, esa persona sería alguien del bloque más grande del parlamento, pero nombrar a un primer ministro de izquierda radical correría el riesgo de repetidas mociones de censura respaldadas no sólo por el centroderecha y la extrema derecha, sino posiblemente también por el bando del presidente.

Al respecto, Macron pidió “prudencia” en la principal cuestión que compete ahora a los franceses que es “quién gobernará”.

¿Es posible formar una coalición de gobierno?

A diferencia de muchos países de Europa continental, Francia no ha tenido experiencia de coaliciones amplias desde los días caóticos de la Cuarta República, pero varias figuras de izquierda y de centro han sugerido anteriormente que podría ser una solución a un parlamento sin mayoría.

El ex primer ministro Édouard Philippe, el antiguo aliado de Macron François Bayrou y la líder de los Verdes Marine Tondelier estuvieron entre quienes dijeron la semana pasada que una coalición anti-RN, desde la izquierda moderada hasta el centroderecha, podría unirse en torno a un programa legislativo básico.

El domingo, varios opinaron que ahora también sería necesario algo similar. “Estamos en una asamblea dividida; tenemos que comportarnos como adultos”, dijo Raphaël Glucksmann, que encabezó la lista socialista en las elecciones europeas. “El Parlamento debe ser el corazón del poder en Francia”.

“Nadie ha ganado”, afirmó Bayrou, añadiendo que “los días de la mayoría absoluta han terminado” y que ahora “cada uno debe sentarse a la mesa y aceptar sus responsabilidades”. El líder del PS, Olivier Faure, afirmó que la votación debe “abrir la vía a una verdadera refundación”.

Mucho dependerá de la voluntad de LFI de llegar a acuerdos y de la respuesta de la izquierda moderada si el partido de Mélenchon se niega a cooperar. El partido de extrema izquierda ha dicho desde hace tiempo que sólo entraría en el gobierno para “implementar nuestras políticas, y las de nadie más”.

Mientras tanto, muchos de los centristas de Macron han dicho que no se aliarán con el LFI. Las primeras estimaciones sugerían que podría ser posible que una alianza entre las fuerzas de Macron, el PS, los Verdes y algunos otros pudiera lograr una mínima mayoría.

Alianzas ad hoc, un gobierno tecnocrático: ¿Qué más es posible?

En lugar de intentar formar un gobierno de coalición formal, el primer ministro saliente, Gabriel Attal, que ya anunció su renuncia a partir de mañana, sugirió la semana pasada que los partidos tradicionales podrían formar diferentes alianzas ad hoc para aprobar leyes individuales.

Macron ha probado esta estrategia desde que perdió su mayoría en 2022, pero con un éxito limitado, teniendo que recurrir en numerosas ocasiones a poderes constitucionales especiales como para impulsar leyes sin una votación parlamentaria.

El presidente también podría considerar nombrar un gobierno tecnocrático, del tipo habitual en países como Italia, integrado por expertos como economistas, altos funcionarios públicos, académicos, diplomáticos y líderes empresariales o sindicales. Francia no tiene experiencia de este tipo de gobiernos.

Por último, Macron podría pedirle a Attal, quien se comprometió a seguir ayudando al gobierno mientras sea necesario, que permanezca al frente de algún tipo de gobierno interino, según especuló The Guardian.

¿Cuáles son las posibles consecuencias de todo esto?

Independientemente de lo que se acuerde (o no), parece probable que Francia se encamine hacia un largo período de incertidumbre e inestabilidad política, potencialmente caracterizado, en el mejor de los casos, por un mínimo de progreso legislativo y, en el peor, por un estancamiento parlamentario.

Muchos analistas han advertido que el ultraderechista RN y quizás el LFI de Mélenchon presentarían cualquier solución provisional como un complot de las élites políticas para privarlas del poder, lo que conduciría a una campaña electoral presidencial aún más destructiva en 2027.

Macron ha descartado hasta ahora dimitir antes de esa fecha, pero podría resultar más probable si prevalece la parálisis total.

“No nos emocionemos demasiado con comentarios del tipo ´Macron es un genio´. Sí, Le Pen no gobernará, pero aun así ha duplicado sus escaños y con tres bloques de tamaño aproximadamente igual en la Asamblea entrante, no hay una mayoría gobernante obvia. Se avecinan semanas (meses) de estancamiento e incertidumbre”, afirmó en su cuenta de X Mujtaba Rahman, de la consultora Eurasia Group.

Agencias ANSA y AFP

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: