NACIONALESNOTICIAS

Así será la nave espacial que la NASA le pidió a Elon Musk para ponerle fin a la mítica Estación Espacial Internacional

La NASA eligió a SpaceX de Elon Musk para desarrollar una nave espacial capaz de desorbitar la Estación Espacial Internacional (ISS) cuando termine su vida útil, en el año 2030. Se espera que, luego de trasladarlo hasta un lugar alejado, la mayor parte del centro de investigación y laboratorio se desintegre junto al vehículo en la atmósfera, lo que podría ser seguido desde la Tierra a simple vista.

SpaceX recibirá US$843 millones por la construcción de la nave remolcadora, pero será la NASA la que la operará durante toda su misión para garantizar que su destrucción sea segura y sin riesgos para las áreas pobladas. En paralelo, se estima que la empresa de Elon Musk lance un nuevo vehículo espacial en el futuro.

Por qué se destruirá la Estación Espacial Internacional

La ISS es un proyecto de colaboración entre 15 países y cinco agencias espaciales. Se trata de un laboratorio en condiciones de microgravedad que representa la estructura construida en el espacio más grande de todos los tiempos. En ella operan, además de la NASA, la Agencia Espacial Canadiense (CSA), la Agencia Espacial Europea (ESA), la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) y la Corporación Espacial Estatal de Rusia (Roscosmos).

La primera expedición a la ISS se realizó en el año 2000 en el cohete Soyuz, y a partir de ella se enviaron astronautas constantemente para ocupar un lugar en el espacio. Actualmente, la estación es operada por Rusia y es utilizada, entre otras cosas, para las caminatas espaciales. Sin embargo, luego de más de dos décadas en órbita, la NASA detectó varias grietas que indican la llegada del final de su vida útil, sobre todo debido al desgaste de sus materiales.

Ante esto, la agencia consideró elevar a la ISS a una órbita más alta, pero esta opción fue descartada debido a la posibilidad de que el impulso termine por romper sus estructuras. Además, en caso de que no lo hiciera, los potenciales impactos producidos con la basura espacial podrían traducirse en altos costos de mantenimiento.

Cómo será la nueva nave espacial de SpaceX

La nave espacial construida por SpaceX llevará el nombre Vehículo Desorbitado de los EEUU, o USDV por sus siglas en inglés, y guiará a la ISS en su vuelta a la Tierra. Para conseguirlo, tendrá que dirigirla hacia un lugar predeterminado y en el momento justo para asegurar que ninguna de sus partes cause daños en la Tierra, sino que aterricen en el Punto Nemo. Esto es una zona del océano Pacífico con coordenadas a más de 2.500 kilómetros de la costa más cercana.

La Nasa y SpaceX planean tener lista la USDV para antes del 2030 con el objetivo de realizar las pruebas suficientes para asegurarse de que pueda llevar a cabo la operación efectivamente. La nave deberá empujar a la estación espacial compuesta por 480 mil kilogramos de metales, plásticos y cristales en tiempo y forma, y para lograrlo, los expertos estiman que se necesitará una masa de combustible de un millón de kilogramos.

Estaciones comerciales en el espacio

La decisión de destruir la ISS está respaldada por una serie de estaciones comerciales que están listas para funcionar. Además de este centro, a día de hoy la estación espacial china alberga astronautas en órbita. A su vez, India y Rusia tienen en sus planes el lanzamiento de las propias en el futuro cercano. Por último, Estados Unidos considera que alejarse del control gubernamental en el espacio será beneficioso para la vida en la Tierra.

Estas estaciones comerciales permitirán que las agencias espaciales se centren en misiones tripuladas más allá de la órbita baja terrestre. Algunos ejemplos de estos proyectos son el programa Artemis, que tiene el objetivo de volver a explorar la superficie lunar y los viajes a Marte.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: