NACIONALESNOTICIAS

El antes y después del “niño topo”: en México era un héroe, en Los Ángeles lucha para salir adelante como indocumentado

El 29 de enero de 2015, Jonathan Tobón Ruiz se convirtió en un héroe por sus hazañas de rescate en México. Años después, su vida cambió drásticamente, pesé a la fama que tuvo en su país y a recibir atención de los medios nacionales e internacionales. Ahora vive como indocumentado en Estados Unidos, nación a la que emigró al cumplir la mayoría de edad.

Qué hizo Jonathan Tobón, el niño héroe en México

Tobón tenía 11 años cuando el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, una alcaldía en la Ciudad de México, sufrió una explosión por una fuga de gas que generó el colapso del área de urgencias médicas y la zona conocida como “cuneros”, donde se atendía a recién nacidos. Vivía a 100 metros del nosocomio y se acercó a la zona para ver lo que había pasado, pero decidió ayudar y se adentró en los escombros.

El pequeño ayudó a quitar algunas piedras para crear una ruta de salida del derrumbe del edificio. En diversas entrevistas, recordó el momento en el que uno de los rescatistas le entregó un bebé en sus brazos para pasarlo a un paramédico, a quien debió guiar para qué logrará poner a salvo al recién nacido. Se quedó para ofrecer su apoyo hasta que las autoridades no dejaron entrar a ningún civil.

En el accidente murieron tres personas y decenas más resultaron lesionadas, según informes del gobierno de Ciudad de México. Dos de los fallecidos eran bebés de pocos días de nacidos. La otra persona que perdió la vida fue una enfermera de 25 años.

Fue reconocido como “Niño Topo” y ahora vive como indocumentado en EE.UU.

Tobón explicó para el medio mexicano Excelsior, que quiso regresar a la zona de desastre, pero ya no lo dejaron pasar. Sin embargo, decidió apoyar de otra forma. Su mamá preparó café para llevarlo a los rescatistas y fue en el momento en que lo reconocieron como en pequeño que había ayudado horas antes. Así, los miembros de la Brigada Internacional de Rescate Azteca, conocidos internacionalmente como “Topos Azteca”, fueron quienes lo nombraron “Niño Topo”.

Desde ese momento su vida cambió, recibió la atención de los medios del país y también de cadenas de televisión de otras naciones. El joven fue entrevistado decenas de veces y su rostro se hizo conocido, pero la fama no duró mucho tiempo. Con el paso de los años, se olvidó su increíble hazaña y también algunas promesas. “En ningún momento pedí algo porque sabía desde niño que no era algo para lucrar, murió gente, recién nacidos”, señaló para Univision.

La vida del “niño topo” en Los Ángeles

Ahora la vida de Tobón es muy distinta, tiene 20 años y han pasado dos desde que emigró a Los Ángeles, en California, Estados Unidos. Reside en el país vecino de México como indocumentado. Para el medio citado, el ahora joven recordó sus hazañas y habló de los motivos que lo llevaron a dejar su nación.

“Como muchas personas lo hacen, entré al país ilegalmente. No es algo de lo que me avergüence, porque no hago nada malo. Solamente lo que hago es buscar una vida mejor, tener nuevas oportunidades”, indicó. Actualmente, tiene dos trabajos, por la mañana está empleado en una compañía que vende materiales y en la tarde se desempeña en un restaurante.

Agregó: “Cuando eres niño no te das cuenta de que hay que pagar una renta, que hay muchos gastos en la casa. Ahora tengo que ver por mí mismo. Y aunque este es un país de oportunidades, también es un país muy difícil. (…) Estamos en un país en el que sabemos que no es de nosotros y, en cualquier momento, las cosas se pueden poner muy difíciles y nos pueden mandar a México”.

Finalmente, al recordar su hazaña y cómo fue visto como un niño héroe, Tobón aseguró: “Lo que viví en su momento fue muy bonito; pero se acabó y con los recuerdos es con lo que me quedo. Saber que ayudé a alguien y saber que en su momento fui reconocido”.

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: