DEPORTESNOTICIAS

Hace un mes marcó a Cavani en Copa Sudamericana y ahora jugará en el interior de Córdoba

El fútbol suele tener idas y vueltas, subidas y bajadas, y sólo los que han estado dentro de él pueden dar fe de que hay que estar preparado para sus vueltas, porque te pueden sorprender.

El 29 de mayo de este 2024, hace poco más de un mes, el defensor cordobés Maximiliano Ortiz (34 años) vivió uno de los momentos más especiales de su larga carrera.

Es que tuvo la dicha de jugar un partido oficial por Copa Sudamericana en mítica Bombonera, la cancha de Boca.

Allí, por la sexta fecha del Grupo D de dicha competencia, su equipo Nacional de Potosí tenía que visitar al mismísimo Boca Juniors de Edinson Cavani.

El cordobés Ortiz tuvo que marcar al delantero uruguayo, que tuvo una noche inspirada como todo el Xeneize: golearon 4 a 0 y lograron la clasificación en el segundo puesto, con 11 puntos.

Nacional de Potosí de Bolivia quedó eliminado, con siete unidades y un buen certamen: igualaron ante Boca 0-0 en el debut y también golearon 4-1 a Fortaleza de Brasil, en dos resultados resonantes. Pero no les alcanzó.

Días después, el propio Ortiz anunciaba su desvinculación del club en medio de circunstancias poco gratas: tuvo una lesión y tenía que operarse de meniscos.

“Hoy me toca cerrar nuevamente una Etapa en mi carrera deportiva. Me voy de Nacional Potosí con sensaciones raras. Una lesión me deja al margen de las ilusiones que tenía con este club. No fueron las formas y maneras de desvincularme, pero mi esencia como persona hizo que todo sea fácil para el club. Ahora me toca operarme y esperar lo que me prepara Dios para mi vida y la de mi Familia. Como siempre digo y me caracterizó.. Cabeza fría, pero corazón hirviendo. Volveré Más Fuerte que Nunca”, escribió “Maxi” en sus redes.

Las vueltas del fútbol… y de la vida

Ortiz es un un zaguero clase ‘89 formado en las inferiores de Instituto, donde siempre fue muy elogiado en el predio La Agustina.

“Maxi” tuvo la suerte de debutar en la Gloria y formar parte del primer equipo entre 2010 y 2011, aunque luego tuvo que buscar el rumbo en otros sitios.

Se inició en Las Flores y tuvo pasos por Talleres y Belgrano en inferiores, donde fue dejado en libertad de acción. Insistió y logró debutar en Instituto, pero las cosas no salieron como esperaba y tuvo pocas chances.

Por eso debió bajar al Torneo Argentino, donde vistió las camisetas de Sportivo Belgrano, Alumni de Villa María y Racing de Nueva Italia.

En 2014 logró dar un salto en su carrera y llegó al fútbol de Bolivia, donde se hizo un nombre hasta ser naturalizado boliviano y citado a la selección de ese país, en 2017.

En Bolivia, “Maxi” vistió las camisetas de Nacional de Potosí, San José, Blooming, The Strongest y Jorge Wilstermann.

“Rulo”, como todos apodan a Ortiz en Córdoba, es un zaguero firme y recio, que resuelve siempre sin complicarse. De gran carácter y líder

“En este camino todo me ha costado el doble. Tuve muchos tropezones, pero uno aprende a levantarse y seguir. Y más allá de todas las circunstancias que me tocó afrontar, nunca bajé los brazos y luché por mi sueños”, cuenta Ortiz.

En las últimas horas, “Maxi” fue anunciado como refuerzo de su nuevo club y jugará en el interior de Córdoba.

Ortiz fichó en Talleres de Berrotarán, club que milita en la Liga Riotercerense de Fútbol, en una liga amateur.

¿La razón? Todavía tiene un mes para recuperarse de su lesión y su familia está radicada en Embalse. “Maxi” está próximo a ser padre y por eso decidió retornar a su provincia para darle importancia en este momento a lo familiar.

“Informamos que el Defensor Maximiliano Ortiz, formara parte del plantel 2024. Maximiliano viene de ser integrante del plantel del club Nacional de Potosí de Bolivia, con reciente participación en la Copa Conmebol Sudamericana”, publicó Talleres de Berrotarán en sus redes.

Berrotarán es una localidad situada en el departamento Río Cuarto. Está a unos 133 kilómetros de Córdoba capital, hacia el sur, con unos 8 mil habitantes.

Talleres de Berrotarán viene creciendo fuertemente en el último tiempo, con una gran apuesta de la directiva que lo comanda. Tuvo a Daniel Albornos como entrenador en este 2024 (ya se desvinculó) y viene realizando importantes obras.

Talleres es uno de los clubes de la localidad junto a Belgrano de Berrotarán, que disputó la última edición del Regional Amateur.

El club cuenta con más de 200 jugadores en sus inferiores, además de un predio de cinco hectáreas y un estadio propio que en este 2023 fue remodelado, con sistema de iluminación de luces LED.

Y van por muchas más obras, como un multiplayón deportivo, cercado, con paseo peatonal, gimnasio, cancha de básquet y vóley.

“Estoy operado de la rodilla, tenía una lesión en meniscos. Hace una semana que me operé y estoy en proceso de rehabilitación. Hemos tomado la decisión con mi familia en este semestre quedarnos en Córdoba. Mi señora está embarazada y queríamos que el bebé naciera acá, para estar cerca de mi familia. Rescindí en buenos términos con Nacional de Potosí, voy a hacer la rehabilitación y trataremos de volver en enero al fútbol de Bolivia. Quería jugar en algún club de la zona. Se comunicaron varios clubes y me quedaba cómodo Talleres. Optamos por defender sus colores. Yo estoy radicado en Embalse, mi esposa es de acá”, contó Ortiz ante Radio Capilla, que será refuerzo de Talleres de Berrotarán para la segunda fecha.

Su presencia por unos meses seguramente prestigiará la Liga Rioterecense de Fútbol. De marcar a Cavani al fútbol del interior cordobés.

​La Voz

​El fútbol suele tener idas y vueltas, subidas y bajadas, y sólo los que han estado dentro de él pueden dar fe de que hay que estar preparado para sus vueltas, porque te pueden sorprender.El 29 de mayo de este 2024, hace poco más de un mes, el defensor cordobés Maximiliano Ortiz (34 años) vivió uno de los momentos más especiales de su larga carrera.Es que tuvo la dicha de jugar un partido oficial por Copa Sudamericana en mítica Bombonera, la cancha de Boca.Allí, por la sexta fecha del Grupo D de dicha competencia, su equipo Nacional de Potosí tenía que visitar al mismísimo Boca Juniors de Edinson Cavani.El cordobés Ortiz tuvo que marcar al delantero uruguayo, que tuvo una noche inspirada como todo el Xeneize: golearon 4 a 0 y lograron la clasificación en el segundo puesto, con 11 puntos.Nacional de Potosí de Bolivia quedó eliminado, con siete unidades y un buen certamen: igualaron ante Boca 0-0 en el debut y también golearon 4-1 a Fortaleza de Brasil, en dos resultados resonantes. Pero no les alcanzó.Días después, el propio Ortiz anunciaba su desvinculación del club en medio de circunstancias poco gratas: tuvo una lesión y tenía que operarse de meniscos.“Hoy me toca cerrar nuevamente una Etapa en mi carrera deportiva. Me voy de Nacional Potosí con sensaciones raras. Una lesión me deja al margen de las ilusiones que tenía con este club. No fueron las formas y maneras de desvincularme, pero mi esencia como persona hizo que todo sea fácil para el club. Ahora me toca operarme y esperar lo que me prepara Dios para mi vida y la de mi Familia. Como siempre digo y me caracterizó.. Cabeza fría, pero corazón hirviendo. Volveré Más Fuerte que Nunca”, escribió “Maxi” en sus redes.Las vueltas del fútbol… y de la vidaOrtiz es un un zaguero clase ‘89 formado en las inferiores de Instituto, donde siempre fue muy elogiado en el predio La Agustina.“Maxi” tuvo la suerte de debutar en la Gloria y formar parte del primer equipo entre 2010 y 2011, aunque luego tuvo que buscar el rumbo en otros sitios.Se inició en Las Flores y tuvo pasos por Talleres y Belgrano en inferiores, donde fue dejado en libertad de acción. Insistió y logró debutar en Instituto, pero las cosas no salieron como esperaba y tuvo pocas chances.Por eso debió bajar al Torneo Argentino, donde vistió las camisetas de Sportivo Belgrano, Alumni de Villa María y Racing de Nueva Italia.En 2014 logró dar un salto en su carrera y llegó al fútbol de Bolivia, donde se hizo un nombre hasta ser naturalizado boliviano y citado a la selección de ese país, en 2017.En Bolivia, “Maxi” vistió las camisetas de Nacional de Potosí, San José, Blooming, The Strongest y Jorge Wilstermann.“Rulo”, como todos apodan a Ortiz en Córdoba, es un zaguero firme y recio, que resuelve siempre sin complicarse. De gran carácter y líder“En este camino todo me ha costado el doble. Tuve muchos tropezones, pero uno aprende a levantarse y seguir. Y más allá de todas las circunstancias que me tocó afrontar, nunca bajé los brazos y luché por mi sueños”, cuenta Ortiz.En las últimas horas, “Maxi” fue anunciado como refuerzo de su nuevo club y jugará en el interior de Córdoba.Ortiz fichó en Talleres de Berrotarán, club que milita en la Liga Riotercerense de Fútbol, en una liga amateur. View this post on Instagram A post shared by Talleres de Berrotaran (@catberrotaran)¿La razón? Todavía tiene un mes para recuperarse de su lesión y su familia está radicada en Embalse. “Maxi” está próximo a ser padre y por eso decidió retornar a su provincia para darle importancia en este momento a lo familiar.“Informamos que el Defensor Maximiliano Ortiz, formara parte del plantel 2024. Maximiliano viene de ser integrante del plantel del club Nacional de Potosí de Bolivia, con reciente participación en la Copa Conmebol Sudamericana”, publicó Talleres de Berrotarán en sus redes.Berrotarán es una localidad situada en el departamento Río Cuarto. Está a unos 133 kilómetros de Córdoba capital, hacia el sur, con unos 8 mil habitantes.Talleres de Berrotarán viene creciendo fuertemente en el último tiempo, con una gran apuesta de la directiva que lo comanda. Tuvo a Daniel Albornos como entrenador en este 2024 (ya se desvinculó) y viene realizando importantes obras.Talleres es uno de los clubes de la localidad junto a Belgrano de Berrotarán, que disputó la última edición del Regional Amateur.El club cuenta con más de 200 jugadores en sus inferiores, además de un predio de cinco hectáreas y un estadio propio que en este 2023 fue remodelado, con sistema de iluminación de luces LED.Y van por muchas más obras, como un multiplayón deportivo, cercado, con paseo peatonal, gimnasio, cancha de básquet y vóley.“Estoy operado de la rodilla, tenía una lesión en meniscos. Hace una semana que me operé y estoy en proceso de rehabilitación. Hemos tomado la decisión con mi familia en este semestre quedarnos en Córdoba. Mi señora está embarazada y queríamos que el bebé naciera acá, para estar cerca de mi familia. Rescindí en buenos términos con Nacional de Potosí, voy a hacer la rehabilitación y trataremos de volver en enero al fútbol de Bolivia. Quería jugar en algún club de la zona. Se comunicaron varios clubes y me quedaba cómodo Talleres. Optamos por defender sus colores. Yo estoy radicado en Embalse, mi esposa es de acá”, contó Ortiz ante Radio Capilla, que será refuerzo de Talleres de Berrotarán para la segunda fecha.Su presencia por unos meses seguramente prestigiará la Liga Rioterecense de Fútbol. De marcar a Cavani al fútbol del interior cordobés. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: